bootstrap theme



TRADUCCIÓN

Mobirise

TONALIDADES DE LA IRA Y OTROS POEMAS

Rafeef Ziadah
Traducción de Ismael Rivera


TONALIDADES DE LA IRA


Déjenme hablar mi lengua árabe antes de que ocupen mi lenguaje también. 

Déjenme hablar mi lengua madre antes de que colonicen su memoria también. 


Soy una mujer árabe de color y venimos en todas las tonalidades de la ira.


Todo lo que mi abuelo quería era levantarse al

y ver a mi abuela arrodillada rezando en una villa entre Yaffah y Haiffa. 

Mi madre nació a los pies de un olivo 

en una tierra que, dicen, ya no es mía. 

Pero cruzaré sus barreras 

sus controles 

sus putos muros divisorios y volveré a mi hogar. 


Soy una mujer árabe de color y venimos en todas las tonalidades de la ira. 


¿Y escuchaste a mi hermana gritar ayer mientras paría en un control militar 

con los soldados israelíes buscando entre sus piernas a su próxima amenaza demográfica? 

Llamó a su hija Janeen. 

¿Y escuchaste a Amna Muna gritar tras los barrotes mientras ellxs gaseaban su celda? 

Estamos volviendo a Falasteene. 


Soy una mujer árabe de color y venimos en todas las tonalidades de la ira. 


Pero me dices que este útero que tengo solo traerá a tu próximx terrorista 

barbón, blandiendo pistolas, cabeza de toalla, negro del desierto. 

Me dices que envío a mis hijos a morir 

pero son tus helicópteros, tus F16 en nuestros cielos. 

Y hablemos un poquito sobre el negocio del terrorismo 

¿No fue la CIA quien mató a Allende y a Lumumba? 

¿Y quién entrenó a Osama, para empezar? 

Mis abuelos no andaban corriendo como payasos con capas blancas 

y capuchas blancas en las cabezas linchando gente de color.


Soy una mujer árabe de color y venimos en todas las tonalidades de la ira. 


Entonces, ¿quién es esa morena gritando en una manifestación? 

Disculpa. ¿No debería gritar? 

Olvidé ser cada uno de tus fetiches orientales: 

tu bella genio 

danzadora del vientre 

chica del harem 

mujer árabe de voz suave 

“Sí, amo. No, amo. Gracias por los sándwiches de paté que tiran desde sus F16, amo.” 

Sí, mis libertadores están aquí para matar a mis hijxs y llamarlxs daño colateral. 


Soy una mujer árabe de color y venimos en todas las tonalidades de la ira. 


Así que déjenme decirles, este útero dentro de mí solo traerá a tu próxima rebelde 

tendrá una piedra en una mano y una bandera palestina en la otra. 


Soy una mujer árabe de color así que cuídate 

cuídate de mi ira.

Mobirise

HADEEL


Hadeel tiene nueve.  

No, perdónenme.

Hadeel tenía nueve.

Recién esta mañana, Hadeel tenía nueve.

Un oficial dijo que lamentaban su muerte.

Un oficial israelí dijo que lamentaban su muerte,

“pero el terrorismo tiene que parar

los misiles tienen que parar

la resistencia tiene que parar”

o continuarán continuarán continuarán continuarán

bombardeando Gaza

hasta que renunciemos a la poca dignidad que aún nos queda

hasta que elijamos a quien ellxs quieren

firmemos lo que ellxs quieren

y muramos muramos muramos muramos en silencio

de la forma que ellxs quieren.

Ven, la seguridad israelita es absoluta

está escrita a sangre y excavadoras

y el arte de voceras mujeres

porque la muerte es más tolerable si viene de una mujer.

La muerte, me dicen, es más delicada y elegante

si viene de una mujer.

Pero quién

quién le dirá a la mamá de Hadeel

ocupada horneando pan y za’taar

que las palomas, que las palomas no volarán sobre Gaza nuevamente

que las palomas

las palomas no volarán sobre Gaza nuevamente

las palomas no volarán sobre Gaza nuevamente.

Hadeel se ha ido

y su hermano Ahmed perdió la vista

las palomas, las palomas no volarán sobre Gaza nuevamente

Hadeel, ninguna plegaria que recuerde

ninguna plegaria que recuerde o recuerde a medias

te va a traer de vuelta

ninguna plegaria que recuerde

ninguna plegaria que busque en mí para recordar

te traerá de vuelta

mientras te envuelves en relatos de Palestina

te escondes bajo la cama esperando al próximo soldado que botará tu puerta

para expulsarnos de una historia que llevamos encima.

Hadeel… Hadeel… Hadeel…

Quién

quién de ustedes le dirá a Hadeel que nada cambió el día que ella murió.

La reunión, el tren, la reunión que viene, el próximo tren

ni una pausa

ni una lágrima.

¿Merece un comunicado de prensa?

¿Merece esto un comunicado de prensa?

Solo otrx palestinx muertx.

¿Merece esto un comunicado de prensa?

La solidaridad desde lejos como un chiste cruel

una mala historia para contarle a unx niñx

y me dicen, me siguen diciendo

“No llores por lxs mártires

No llores por lxs mártires

No llores por lxs mártires

Sigue la pelea, sigue la pelea, sigue la pelea, sigue la pelea”

Pero por Hadeel

por Hadeel denme

solo un momento de silencio.

No

por Hadeel denme

un segundo de resistencia sincera

para que mantengan la poca dignidad

que les queda.

Por Hadeel.

ENSEÑAMOS VIDA, SEÑOR


Hoy mi cuerpo fue una masacre televisada.

Hoy mi cuerpo fue una masacre televisada obligada a calzar en clips de sonido

y límites de palabras

con suficientes estadísticas para contrarrestar una respuesta mesurada.

Y mejoré mi inglés y me aprendí las resoluciones de la ONU.

Aun así, él me pregunta, “Señora Ziadah, ¿no cree que todo se resolvería

si dejaran de enseñar tanto odio a sus niñxs?”

Pausa.

Busco en mi interior la fuerza necesaria para ser paciente, pero la paciencia no está

en la punta de mi lengua mientras las bombas caen sobre Gaza.

La paciencia se me ha escapado.

Pausa. Sonríe.

“Enseñamos vida, señor.”

Rafeef recuerda sonreír.

Pausa.

“Enseñamos vida, señor.”

Nosotros, lxs palestinxs, enseñamos vida después de que ellxs han ocupado el último cielo.

Enseñamos vida después de que han construido sus asentamientos y muros de división

tras los últimos cielos.

“Enseñamos vida, señor.”

Pero hoy, mi cuerpo fue una masacre televisada

hecha para calzar en clips de sonido y límites de palabras.

Y dale, “entréganos una historia, un relato humano.”

“¿Ves? Esto no es político.”

“Nosotros solo queremos contarle a la gente sobre ti y tu gente, así que danos un relato humano.”

“No menciones esas palabras, apartheid y ocupación.”

“Esto no es político.”

“Tienes que ayudarme, como periodista, a ayudarte a contar tu historia

que no es una historia política.”

Hoy, mi cuerpo fue una masacre televisada.

“¿Por qué no nos cuentas la historia de una mujer en Gaza que trata de conseguir medicamentos?”

“¿Qué hay de ti?”

“¿Tienes suficientes extremidades rotas para cubrir el sol?”

“Pásame a tus muertxs y una lista con sus nombres en mil doscientas palabras máximo.”

Hoy, mi cuerpo fue una masacre televisada forzada a calzar en clips de sonido y límites de palabras

y conmover a aquellxs insensibles ante la sangre terrorista.

Pero lo sienten.

Sienten el confinamiento impuesto en Gaza.

Así que les mostré las resoluciones de la ONU y las estadísticas, y condenamos y deploramos y rechazamos

y esto no son dos bandos iguales: colonos y ocupados.

y cien muertxs, doscientos muertxs, mil muertxs

y entremedio crímenes de guerra y masacre, ventilé las palabras y sonreí de manera no exótica, no terrorista

y conté y volví a contar cien muertes, mil muertes.

¿Hay alguien ahí afuera?

¿Escuchará alguien?

Desearía poder lamentarme sobre sus cuerpos.

Desearía poder correr descalza en cada campo de refugiadxs y abrazar a cada niñx,

tapar sus oídos para que no tuvieran que escuchar el sonido de las bombas

cayendo por el resto de sus vidas, como lo hago yo.

Hoy, mi cuerpo fue una masacre televisada

y déjenme decirles, no hay nada que sus resoluciones de la ONU hayan hecho nunca al respecto

y ningún clip de sonido, ni un clip de sonido que haga, sin importar cuánto mejore mi inglés

ni un clip de sonido

ni un clip de sonido

ni un clip de sonido

ni un clip de sonido va a revivrlxs.

Ningún clip de sonido va a reparar esto.

“Enseñamos vida, señor.”

“Enseñamos vida, señor.”

Nosotrxs, lxs palestinxs, nos levantamos cada mañana para enseñarle al resto del mundo VIDA

señor.


****

Rafeef Ziadah (Beirut, 1979). Es periodista, poeta y activista de los Derechos Humanos. Nacida en el Líbano, pero de ascendencia palestina. Fue elegida representante de Palestina en las Olimpiadas de 2012 en el Centro de Poetas de la Ribera Sur. Se ha dedicado a trabajar con la declamación, el spoken word y la musicalización de sus poemas. Ha publicado los discos Hadeel (2009) y We Teach Life (2015).

Ismael Rivera L. (1986) Poeta, cantor y editor. Ha publicado los poemarios Rincones (Chancacazo, 2010), Desbautízame (Oxímoron, 2015) y Tizne (Cerrojo, 2019). 

Mobirise

© Copyright 2020 A&A - Desarrollado por MAUD - Asesorias Gráficas