portfolio site templates



POESÍA

Mobirise

BÁDMINTON

Luis Eduardo García


El bádminton se parece a la música
pero no es música.
Se parece a los caballos
pero no es un caballo.

A veces, en sus rectángulos
cae algo parecido
a la lluvia
pero por supuesto

no es lluvia.

*

El 6 de julio de 1998
el bádminton entró a La res de oro
en Amarillo, Texas
y acabó con un bistec de dos kilos
con cincuenta gramos en siete minutos
y doce segundos. Pasaron nueve años
para que Molly Schuyler
impusiera un nuevo récord.

*

Mi sueño
es demoler el bádminton
y construir sobre sus ruinas un supermercado.

Mi sueño
es destruir el supermercado
y volver a edificar el bádminton.

*

A principios de los años noventa, el legendario Lee Chong Wei
derrotó en un partido amistoso de tenis a Boris Becker. Después,
hizo lo mismo con Steffi Graf. Finalmente, obtuvo una victoria
jugando contra ambos a la vez. Fue la primera y última ocasión
que tuvo en sus manos una raqueta de tenis.

*

A veces no hay palabras
para expresar la fuerza del bádminton.
En tales casos lo mejor
es evitar decir
«no hay palabras
para expresar
la fuerza del bádminton»
y sólo
seguir jugando.

Mobirise

Litografía de 1829 que captura el momento en que los siameses Chang y Eng Bunker entrenaban, justo antes de jugar la seminfinal de dobles del primer Gran Torneo de Bádminton de Mount Airy, en Carolina del Norte.

*

Cuando los fantasmas no están abriendo cajones o azotando puertas, juegan bádminton. Si pudieras verlos quedarías encantado con esa danza de sábanas ligeras, con sus ojos huecos atentos a la trayectoria del volante.

Tal vez no lo creas, pero ahora mismo hay dos de ellos jugando cerca de ti. Cada vez que pasan a través de tu cuerpo te hacen bostezar.

*

Rita Dinkler, analista de bádminton de ESPN:

El nuevo bádminton
está en contra
de la trascendencia

es efímero en sus ideas, materiales
y propuestas

ignora el rigor
incentiva la ignorancia

el nuevo bádminton
se disfraza de argumentos
para ocultar su vacío.


*

Cabeza de ciervo es, sin dudas, el más bello libro sobre bádminton que se haya escrito jamás. Con el entusiamo de un enamorado, David Foster Wallace relata sus recuerdos más entrañables con la raqueta y el volante, al tiempo que escribe un prodigioso ensayo a partir de la rivalidad entre dos de los badmintonistas más grandes de nuestra época: el llameante Lin Dan y el gélido Chen Long. Pocas veces el corazón de un deporte había sido retratado con tanta maestría. Cinco de cinco estrellas.

*

El bádminton ya nada tiene que ver
con lo humano, con la belleza
del mundo. Ya no es templo, es
un ruido, un desecho
que no dice

que no arde.

**

__

Luis Eduardo García (Guadalajara, Jalisco, 1984):

Es autor de Dos estudios a partir de la descomposición de Marcus Rothkowitz (Tierra Adentro, México, 2012; Libros Tadeys, Chile, 2015), Una máquina que drena lo celeste (Zindo & Gafuri, Argentina, 2014), Armenia (filodecaballos, México, 2016), Mis poemas Alt Lit (Libros del Pez Espiral, Chile, 2017), Dhigavostov (Luzzeta Editores, México, 2018) y Bádminton (2018), título publicado por Libros Tadeys.

Mobirise

© Copyright 2020 A&A - Desarrollado por MAUD - Asesorias Gráficas